Características del contrato de edición

El concepto de contrato de edición deberemos tenerlo bien asimilado, tanto si somos autores de una obra y queremos ceder algunos de sus derechos, como si somos empresarios y buscamos adquirirlos. Será importante que conozcamos cómo redactar un contrato de edición y cuáles son sus características.

Además, dependiendo del tipo de contrato de edición del que hablemos, si se trata, por ejemplo, de un contrato de edición de obra musical o de un contrato de edición de obra literaria, hallaremos diferencias claves en ellos.

¿Cómo hacer un contrato de edición?

Normalmente, cada empresa, editorial o institución tiene su propio modelo de contrato de edición, lo que significa que cada cual impondrá sus condiciones al autor, que generalmente se encuentra en una posición más débil.

Cómo hacer un contrato de edición

Es por ello, que tenemos que tener en cuenta algunas cuestiones si nuestro deseo es vender nuestra obra y poner especial atención en:

  • La duración del contrato. Esta cláusula determina el tiempo que se va a ceder la explotación de los derechos que están especificados en el contrato, que puede ser muy cambiante con los cambios tecnológicos tan vertiginosos que se suceden.
  • Los derechos exactos que se van a ceder. El derecho de distribución, reproducción o transformación de la obra son independientes entre sí, lo que significa que hay especificar claramente cuáles estamos dispuestos a ceder y cuáles no.
  • La explotación lingüística y territorial. Deberá especificarse el idioma sobre el que cedemos el derecho de explotación, hacerlo a “todas las lenguas y para todo el mundo” puede considerarse como abusivo.
  • La remuneración exacta por los derechos cedidos. En cualquier formato de contrato de edición tendremos que desarrollar cuál va a ser el porcentaje exacto de beneficios que nos llevaremos y a través de qué medios o plataformas.

ENLACES PATROCINADOS
  • Contratos