Contrato de tracto sucesivo

A menudo, suele ocurrir que escuchamos el concepto de contrato de tracto sucesivo pensamos en un tipo de contrato en papel rellenado con diferentes datos con un objetivo definido. Sin embargo, debemos saber que los contratos de tracto sucesivo se utilizan para denominar una clasificación de contratos con unas características comunes.

¿Qué es un contrato de tracto sucesivo?

Los contratos de tracto sucesivo son aquellos que se utilizan para establecer relaciones contractuales que se realizan en un periodo de tiempo determinado. Es decir, se utilizan para servicios continuados que poseen una determinada duración o permanencia. Estos contratos, denominados también contratos de ejecución continuada, poseen obligaciones periódicas por las dos partes involucradas.

contrato de tracto sucesivo

Estos contratos se diferencian de los contratos de tracto único o de ejecución instantánea, en que estos últimos se producen en un instante concreto. Además, en la mayoría de ocasiones se cumplen en el mismo momento en que se realiza el contrato.

Para comprender la diferencia existente entre estos contratos con un ejemplo. Por un lado, un contrato de tracto único podría ser un contrato de compraventa en el que se adquieren unos productos en un momento concreto por un determinado precio. Por otro lado, un ejemplo de contrato de tracto sucesivo sería un contrato de alquiler en el que paga anualmente.

Ejemplos de contrato de tracto sucesivo

Como ya hemos dicho estos contratos duran en el tiempo y en cada uno de ellos se establecen diferentes términos para la ejecución de las obligaciones que debe cumplir las diferentes partes. Los contrato de tracto sucesivo pueden ser de:

  • Ejecución continuada: se ejecutan en el tiempo pero sin interrupción. Por ejemplo, cuando nos cobran servicios mensuales en fechas determinadas como el alquiler o las facturas de la luz, el agua o Internet.
  • Ejecución periódica: se producen diferentes prestaciones repartidas en el tiempo sin ser intervalos iguales.
  • Ejecución intermitente: se alargan en el tiempo pero a solicitud de una de las partes. Por ejemplo, ocurre cuando tienes un contrato con un proveedor pero solamente te trae la mercancía cuando tú se la solicitas o con unos plazos determinados.

Aquí puedes encontrar diferentes modelos de contratos de tracto sucesivo:

ENLACES PATROCINADOS
  • Contratos