Despido objetivo

Despido objetivoEl despido objetivo requiere de algunas características para que sea válido y no se considere improcedente. Depende de cada tipo de despido las medidas que hay que llevar a cabo. Las causas que se tiene que dar para el despido objetivo son:

  • Situación económica: la empresa debe tener datos que justifiquen una mala salud económica por la que se justifique el despido.
  • Causas técnicas: informatización o desarrollo tecnológico que suponga un desarrollo de la tarea que en ese momento realizaba la persona.
  • Causas organizativas: cambios en sistemas de trabajo, fusión de varios departamentos o cierre de alguno.
  • Causa productiva: pérdida de demanda sostenida en el tiempo de la producción de algún bien o servicio.

 

Procedimientos:

  1. Carta de notificación al empleado donde se expone el motivo del despido.
  2. Indemnización de veinte días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores al año y con un máximo de 12 mensualidades.
  3. Preaviso de 15 días desde el día que se notifica hasta la fecha de extinción de contrato.

ENLACES PATROCINADOS
  • Contratos