Contrato de becario

Contrato de becarioCuando una empresa acoge a un estudiante en prácticas procedente de una institución académica no firma ningún contrato de becario.  En realidad, se trata de prácticas en empresa y lo que firman todas las partes implicadas es un convenio de colaboración educativo.

Las prácticas en empresa de los estudiantes,  a quienes se les conoce de forma coloquial como becarios pueden llegar a ser confusas desde un punto de vista legal. No se deben confundir el convenio de prácticas en empresa con otro tipo de contratos formativos, especialmente con el contrato en prácticas destinado a personas que ya han acabado sus estudios superiores y que se incorporan al mercado laboral.

El becario no adquiere una relación laboral con el centro en el que realiza sus prácticas, sino que se establece un convenio de cooperación educativa entre las tres partes implicadas, es decir, la institución educativa de la que procede el estudiante, la empresa que le acoge y el propio estudiante. El objetivo que persigue esta colaboración es fomentar la inserción laboral posterior.

Por último, los becarios no están regulados por el Estatuto de los Trabajadores, por lo que la bolsa económica que reciba o el horario viene determinado por el convenio entre el centro educativo y la empresa.

Trabajo para estudiantes

-- Publicidad --